PRINCIPAL     
 Sobre el Portal
 Portada

    

     BIBLIOTECA      
 Entrada biblioteca
 Índice alfabético
 Escuelas y estilos
 Índice cronológico
 Nacionalidades

   

     ACTUALIDAD      
 Noticias
 Certámenes poesía
 Artículos
 Más vendidos

  

     RECURSOS      
 Lista de premios
 Enlaces web
 Historia de la poesía
 Métrica y teoría
 Taller de poesía

      

Añadir a favoritos

Página de Inicio

Correo electrónico

  

 

 

  

Historia de la Poesía Española                  

Ir a índice

La llamada "Generación del 50"

 

Introducción

No hay duda de que la denominación de "generación del 50" está abocada a ser provisional. Esta afirmación se basa en el calado literario de esta hornada de poetas, con no sólo unos precedentes destacables, sino también unos discípulos.

 

La "generación del 50" o "promoción del 55" son los llamados "niños de la guerra". Su poesía mantiene una línea, pero no la única, reivindicativa heredada de la poesía social, pero sin caer en los coloquialismos y prosaísmo de éstos. Los nuevos poetas se preocupan por el lenguaje lírico, lo cuidan y meditan, pero al margen también de una visión clasicista o academicista de ésta. Recuperan nuevos temas para la poesía temas filosóficos y sobretodo, tal vez la característica más destacada del grupo, un lenguaje intimista.

Gracias al apoyo de EEUU, el régimen Franquista se consolidó internacionalmente

 Lo excepcional de éste grupo es que recuperan la calidad literaria perdida tras la guerra siendo una nueva generación, nuevas voces. Otro aspecto a destacar es que no son los poetas "de la posguerra", sino "de la dictadura" (no por afinidad, sino por crecer y madurar en este periodo histórico).

 

El intimismo del grupo es heredero de poetas como Gustavo Adolfo Bécquer, gran parte los poetas de la generación del 27 como Cernuda y sobre todo de Antonio Machado. Son muchas las conexiones entre ambas poesías. Un precedente del grupo es José Hierro, iniciador de una poesía que aúna crítica socio-política con una línea de intimismo y metafisicismo de gran calado literario.

  

Los nuevos poetas

Además de recuperar un valioso legado poético anterior, las nuevas voces son una plantilla extensa de poetas de gran calidad. Son los mejores poetas de la segunda mitad del siglo XX. 

 

Ángel González

Podemos comenzar con el asturiano Ángel González. Una excelente voz lírica con poemarios tan memorables como "Palabras sobre palabra" o "Prosemas o menos". Tal vez el mejor y más característico del grupo, aúna la línea social, de crítica irónica y algo escéptica sobre la sociedad franquista pero también actual y, a un mismo tiempo, una poesía de preocupaciones existenciales y metafísicas desde el lirismo de una visión personal e íntima.

 

El poeta zamorano Claudio Rodríguez, con el mismo intimismo, es el poeta de la tierra, del agro. No es el típico "beatus ille" pastoril, sino un agro palpitante, a campo abierto. El poeta tiene la responsabilidad de desentrañar, arar y cultivar esta tierra en carne viva.

 

La nómina de poetas es muy extensa. José Agustín Goytisolo, autor de "Años decisivos" es la voz más humana e íntima en poemas como "Palabras para Julia". Jaime Gil de Biedma, de quien citaremos "Poemas póstumos", cultiva el germen de la llamada poesía de la experiencia, de la vivencia personal del poeta como fuente de lirismo y humanidad. Además es tal vez el más ácido en la línea crítica y escéptica frente a la sociedad. Francisco Brines es autor de "Palabras a la oscuridad" mientras que José Ángel Valente destaca por su parte con su poesía sobre la incertidumbre y la duda. No sé puede pasar por alto a otros dos grandes poetas de este grupo: Antonio Gamoneda y José Manuel Caballero Bonald.

 

En la actualidad la senda del intimismo es continuada por poetas más jóvenes como Luis García Montero o Andrés Trapiello, además de los propios poetas, pues algunos continúan publicando.

   

Volver

  

© Portal Poesía VersOados 2003-2007