Volver al inicio

Busca en Solo Apuntes con FreeFind
← Tema 17• •Hª Literatura• • Índice→

Tema 18: Romanticismo.

Autor: Vikita

1. EN TORNO AL CONCEPTO DE ROMANTICISMO.

La contradicción que trae el SXVII, es el momento idóneo para que los fermentos racionalistas dieran las condiciones adecuadas para la eclosión romántica.

La complejidad del romanticismo, no solo se plantea desde la perspectiva histórica sino que también desde la esencia humana del hombre como ente individual (psicológica).

Parte de la crítica cae en el anacronismo al prolongar el romanticismo mas atrás de su historia, confundiendo entre lo puramente psicológico y lo histórico. Esta pretensión, ha querido rebasar lo que puramente es el movimiento romántico, la escuela romántica.

Un fenómeno psicológico es ahistórico; al historiador le tiene que interesar el romanticismo como hecho histórico-social, más que como hecho psicológico. El hecho de que el romanticismo desde el punto de vista psicológico, se de en casi todas las épocas, no constituye una categoría estética precisa.

El romanticismo es un producto original y coherente de un periodo preciso.

2. GENESIS Y PROCESO DEL ROMANTICISMO .

El romanticismo nace de una crisis de valores (revolución política y la revolución industrial). Es un movimiento de liberación y libertad, donde se enfoca  a la autenticidad humana más que a la convención social.

La primera reacción es la evasión de la realidad hacia los ideales, el ensueño, el pasado. Por lo general este pasado es el de la Edad Media, por su carácter caballeresco, religioso y feudal y también se hace referencia a la Antigüedad (Schiller, Goethe, Schlegel y Chateaubriand).

Los liberales lo rechazaron en un primer momento, porque se veneraba a la España antigua, al gobierno, la religión y el gusto literario.

En España el movimiento romántico respondió al absolutismo de Fernando VII. Así, hubo un retraso con respecto al romanticismo europeo. La influencia de los exiliados adquirió los caracteres de signo liberal en su momento de eclosión.

3. LA POLEMICA ENTRE MORA Y FABER.

La polémica se centra en la clasificación  entre la defensa del arte clásico por Faber, y la respuesta de Mora en contra de Calderón.

La polémica en vez de centrarse en una discrepancia sobre literatura se transforma en una diferencia ideológica entre lo tradicional y lo liberal.

Sirvió para la introducción en España de las obras de Schlegel, Byron y otros.

EL ROMANTICISMO DE LOS ROMANTICOS.

En un principio, el romanticismo se explicó por el cristianismo. Soler en su revista, prolonga la vieja polémica entre clásicos (homeridas) y modernos (osiànicos). La clasificación no es muy acertada ya que tiempo después, Homero se convierte en un símbolo más.

Aunque en un principio se relaciona con el cristianismo, mas tarde se asociara a movimientos liberales, mas específicamente a la revolución Francesa (para Larra va a ser un símbolo de libertad), haciendo suyos polos tan opuestos.

4. LA ESENCIA DEL ROMANTICISMO.

La idea de "lo romántico", lo encontramos en Jean Paul, donde la esencia de lo romántico es indefinible. De las artes lo que mas se le aproxima es la pintura, sobre todo cuando representa paisajes.

La música y la poesía, las artes temporales como definiría Machado, son las que mejor lo reproducen.

Lo bello y lo determinado, se explica mediante metáforas. Las imágenes metafóricas irían a pasar a la formulación lírica de la poesía de autores (Bécquer).

Lo romántico estaría ligado a la inspiración de raíces platónicas frente a la perfección e imitación clásicas (términos). Frente a estos, el romántico propone la  más personal y subjetiva idea de "originalidad", concepto esencialmente individual.

Para el romántico la literatura se apoya en una situación personal del artista, diferente a la mantenida por los artistas anteriores. El poeta romántico es un rebelde, un marginado social, un bohemio...La vida proporciona al autor materia artística fundamental, que mediante el arte, la existencia se transfigura al nivel que le es propio; el recurso fundamental son los sentimientos, las vivencias.

El romanticismo fue una potenciación de la introspección y profundización en la intimidad. Lo ontológico deriva a lo psicológico, lo racional a lo sentimental.

El sentimiento es ante todo amoroso, sobre todo en la poesía. El hombre romántico es una pasión lanzada al devenir. El amor, la libertad son formas de sentir, de proyectarse en la vida sin sentir los limites de la realidad. La aspiración no satisfecha, tiene que ver con ciertas formas cristianismo y platonismo.

5. LOS TEMAS ROMANTICOS.

El amor como tema primordial. Su carácter especifico de tensión del alma, es la mas elevada. El amor individualiza y humaniza la realidad. No puede ser reprimido; al tener un carácter indefinido, hacen de él, algo no susceptible de satisfacción, proyectándose hacia el ensueño, el trasmundo. Tiene relación en algunos puntos con el platonismo, pero le separa de el, su arraigo en lo emocional y vivencial. El amor romántico es en esencia, un amor insatisfecho, nace del anhelo de totalidad. En la lírica el amor es imposible per se, en otras, el objeto amoroso es creación de la fantasía del poeta.

El autentico anhelo del hombre romántico, es la mujer imposible, la mujer irreal, porque la real no puede llenar las ansias infinitas; una mujer no es mas que un sueño, producto de la mente, proyección del espíritu del poeta. Es un sentimiento de presunción, de presentimiento de lo que es una realidad que no se posee, y hacia la que se tiende sincera, angustiosa y apasionadamente. Este amor se trasmuda en amor a la muerte.

En el teatro romántico, la imposibilidad per se del amor, se convierte en per accidens. Los estorbos suelen ser el orgullo, las convenciones familiares o sociales, o la misma política, aunque casi siempre suelen ser extra humanas (el destino o fuerzas fatales).

Además del amor, el honor y la gloria suelen ser temas románticos si bien teñidos de un profundo desengaño. La libertad es de donde nace la autenticidad personal e intima y de las cosas mismas, que son transfiguradas por ella. Es una forma espiritual de poseer la realidad y sentirla, lejos de leyes humanas y códigos convencionales. Suelen escoger símbolos de lo inmenso y lo informe (mar). Además de un estado exterior, social y político, es una vivencia individual, interior, que proyecta al hombre a lo infinito, permite medirse con el universo, es un deseo de fusión con el mundo.

La potencia de la imaginación es la cualidad fundamental  en el romántico, aunque en España ese factor no tuvo la importancia suficiente, en Europa, sobretodo en Inglaterra, si la tuvo (Blake, Coleridge, Wordsworth, Séller y Keats). Se podría buscar esta forma tardía en Las Rimas y Leyendas de Bécquer. Por medio de ella se llega a las cosas que escapan a nuestro conocimiento. Se halla una realidad oculta y disfrazada; es la búsqueda del mundo invisible. El poeta se convierte en un visionario; sus sentidos y sensibilidad se agudizan, se hace hiperestética.

La visión es la intuición poética de otros mundos que hay más allá del sensible. Es un modo de conocimiento, de profundización en la apariencia, es el término natural de la imaginación.

Para el romántico, la gloria, es una aspiración consecuente con el anhelo de inmortalidad, es el deseo de elevación de la personalidad; el desengaño entrara a formar parte de este sentimiento con Larra, aunque para los modernistas y la generación del 98, será un ideal elevado.

La personalidad, podía traspasar su condición temporal y proyectarse en la eterna historia del hombre. Así dan paso a los héroes (Víctor Hugo, Zorrilla o Carlyle).

ESPAÑA PAIS ROMANTICO .

A los románticos europeos, España les parecía un país romántico. La critica que lo considera así, parte de que las tendencias clasicistas son fundamentalmente extranjeras, cuando no francesas. Este prejuicio histórico y cultural, parte de la base de que el SXVIII español es una interrupción de la tradición española, es un siglo extranjerizante. Así el romanticismo seria la reanudación de la línea tradicional interrumpida.

El romanticismo español no se dio aislado, sino que influyeron ingleses, franceses y alemanes, tanto por el contacto con emigrados, como por las corrientes de penetración; esto no quiere decir que el romanticismo español no tenga características propias.

En Europa, por un lado España era despreciada como país en decadencia, pero por otro, se admiraba el pasado heroico y la vida cotidiana pintoresca. Europa suele concebir al español como conspirador ingobernable. Hay que añadir la situación geográfica, su relación con el mundo arabe, su cultura y su arte, su clima, sus costumbres violentas sus instituciones sombrías, daban temas para escribir. No se buscan modelos en España, sino inspiración.

Subir al principio del documento



Última actualización: Mayo 2006
 

Página alojada en Filosofía.tk

 

© 2006 filosofia.tk