Volver al inicio

Busca en Solo Apuntes con FreeFind
← Tema 6(III)• Ética • Tema 7(II) →

IIª PARTE: Tópica

Tema VII: El carácter moral y las virtudes

1.-El objeto material de la ética.

Alusión a definición de ética cómo: parte de la filosofía. Que estudia los actos morales libres y razonados, tanto si están bien inferenciados como si no. Aranguren define estos actos como fines o bienes en sí mismos sin entrar en demasiadas consideraciones al considerar este objeto formal y estructural y no de contenido.

En anteriores pasajes del mismo libro se sitúa a la ética (su acotación ) en el campo de la antropología y la psicología. Aceptando tal presupuesto la ética vendría a ser el estudio de una realidad psicológica determinada, de unos actos. Sin embargo etimológicamente nada tienen que ver el êthos y el mos con los actos en concreto.

El cultismo "HABITUD" comprende las etimologías de hexis, ethos, mos, consuetudo, en primer lugar es un hábito , pero que además se relaciona con otra cosa, ya sea su carácter bueno o malo. La habitud moral consiste principalmente en los actos influidos por los hábitos y su retroalimentación mutua.

En los análisis anteriores a este capítulo se vincula a la ética con el carácter y la actitud y dado que estos son modificados por los hábitos, también los hábitos se incluyen en la ética.Es decir el objeto material de la ética englobaría: modo ético de ser, hábitos y actos e interrelaciones.

Para establecer que actos les corresponde analizar a la ética se recurre a la división escolásticas entre actos:

-hominis: El hombre los realiza en cuanto a hombre.
primo primi: los realiza por causas naturales
secundo primi: mueven las representaciones sensibles
secundo secundi :homini.

Sólo de estos últimos se puede ocupar la ética, puesto que son los únicos deliberados.

Para una teoría ética lo que importa son los diferentes aspectos que encontramos en la observación de los actos humanos a lo largo de la historia:

Aristóteles:Aquellos movimientos negativos que salen del alma son semivirtudes y están faltas de racionalidad.

Cristianismo:Tienen que contar con la secuela del pecado original que engloba malas acciones, y con las tentaciones (ídem) Se trata de prevenir los movimientos desordenados antes de que nazcan mediante el ascetismo.

Racionalismo: Se limita la imputabilidad de los actos a través de la pura razón (Descartes), unión del alma y la razón como sinónimos. Sólo los actos racionales pueden considerarse humanos.

Estudios actuales: Importancia de la psicología y el psicoanálisis de la vida moral como restricciones cómodas que realiza el ser humano, llevando a su subconsciente lo que no quiere preguntarse.

Esto para Aranguren es un error

"El gran error de la psicología clásica ha consistido en la atomización de la vida espiritual"

El análisis de Santo Tomás del acto de voluntad incluye: la tendencia al fin, el fin en sí mismo, la tendencia con medios para efectuar el fin, la elección de los medios, la deliberación y la complacencia, pero al ordenación y modificación convirtiéndolo en lista de premisas y conclusión no, tiene para Aranguren razón de ser. Este último sostiene que el acto de voluntad se caracteriza por ser conjunto y simploke de todas estas.

El acto será aprobado si lo consideramos razonable , hemos de ver si actuamos (actúa la voluntad) invariablemente de forma reflexiva.

El término del castellano Querer, implica que la voluntad con que se ejerce un acto es al tiempo agradable y fruictivo (fruición). Hay actos que son movidos por fruiciones y otros que se realizan con voluntad, pero en cualquier caso transitorios respecto a su fin.

2.CARACTER, HÁBITOS, ACTOS

Los hábitos y el carácter moral configuran la realidad moral. Los escolásticos sostienen que los hábitos son el fundamento de todo acto de voluntad lo cuál duda Aranguren. Existe cierta unidad dentro del corpus moral (carácter.

Heidegger, Ortega, Schopenhauer y Zubiri rompen la tradición moral convirtiendo el carácter moral en algo inherente al hombre. Más bien se trata de una reivindicación de la importancia del carácter moral en la guía de los actos.

La tradición explícita ha obviado este fundamento de los hábitos. Por dos razones, en primer lugar porque se oculta, en segundo porque no es práctico para la teología.

Subir al principio del documento



Última actualización: Mayo 2006
 

Página alojada en Filosofía.tk

 

© 2006 filosofia.tk