Volver al inicio

Busca en Solo Apuntes con FreeFind
← Tema 11• •Fía. Ciencia • • Tema 12(guía) →

IIª Prueba presencial

Tema 12: Concepciones enunciativas de las teorías.

12.1. Raíces históricas de la Concepción Heredada.
12.2. Reglas de correspondencia.
12.3. Interpretación de las teorías.
12.4. La estructura de las teorías según Popper.
12.5. Dificultades comunes a las concepciones enunciativas.

Bibliografía:SUPPE, F.: La Estructura de las Teorías Científicas, Aula Abierta, UNED, 1991,( I y II. ).

Suppe plantea que el problema principal de la filosofía de la ciencia es la naturaleza o estructura de las teorías científicas. Para Suppe una filosofía de la ciencia «es poco más que el análisis de las teorías y su empresa científica». La comprensión de las teorías para Suppe es fundamental pues sin esta comprensión, no se entendería tampoco la naturaleza de la empresa científica.

A partir de los años 20 la construcción de teorías como cálculos axiomáticos proliferó. El análisis de las teorías que trata de desentrañar su fórmula axiomática, es lo que conocemos como Concepción Heredada, esta formulación es usada por primera vez por Putnam en 1962. Para Suppe, todo lo que se hizo en filosofía entre los años veinte y cincuenta empleó tácita o abiertamente la concepción heredada. A partir de los cincuenta surgieron críticos de este análisis, comienza con Toulmin, 1953) Estos ataques continuados hasta los 70, criticaron por un lado puntos específicos de la concepción heredada y en segundo lugar ofrecieron filosofías de la ciencia alternativas.

A finales de los años sesenta la mayoría de los filósofos y científicos consideraban la concepción heredada como un análisis inadecuado de las teorías. También las demoledoras críticas de la concepción heredada fueron derribadas. Ninguna de las alternativas planteadas ha conseguido posicionarse con la misma fuerza de esta perspectiva.

En los setenta, la situación de la filosofía de la Ciencia es en líneas resumidas la siguiente: La CH ha sido descartada como análisis del conocimiento científico, pero los métodos alternativos no han gozado de tanta consideración como la Concepción heredada.

Suppe trata de cubrir todos estos aspectos en estos cincuenta años (1920/1970) aproximadamente.

1.Fundamento Histórico de la concepción Heredada

La Concepción heredada continuó teniendo gran aceptación incluso cuando el positivismo lógico ya había sido refutado. La Concepción heredada es producto del positivismo lógico y ambas expresiones no pueden quedar desligadas.

Suppe sugiere que el hecho de que la Concepción heredada sobreviviese a pesar del positivismo lógico es que el positivismo lógico se tomó como la característica, el método de análisis de teorías científicas.

El positivismo es la reflexión sobre algunos descubrimientos científicos del XIX y del XX. Para Suppe, no se puede entender la perspectiva de la Concepción heredada fuera de ellos.

Se suele enfrentar el positivismo al idealismo de corte hegeliano (metafísica de Hegel). El positivismo lógico pretende eliminar de la filosofía y de la ciencia toda subjetividad, toda entidad metafísica.

El positivismo lógico surgió con el Círculo de Viena y la escuela de Reichenbach de Berlín. En su origen es un producto alemán y por lo tanto influirá determinadamente la organización política y científica de Alemania en los siglos XIX y XX (ver Weber).

En el siglo XIX los departamentos de universidades alemanas están monopolizados por uno o dos catedráticos. Los catedráticos escogían a aquellos profesores que eran más afines creando así una camarilla en torno a la misma postura. Los institutos de investigación alemanes, tenían una situación similar. De este modo las aproximaciones se hacían también por cuestiones políticas o ideológicas.

1850-1880: La ciencia alemana se encuentra dominada por el materialismo mecanicista, consecuencia del positivismo comtianos, del materialismo y del mecanicismo «sobre todo cartesiano» (El materialismo mecanicista era la filosofía opuesta a la estatal hegeliana moderado).

Ludwing Büchner «no hay fuerza sin materia ni materia sin fuerza» (quiasmo). Para el materialismo mecanicista la ciencia ha de estar basada en observaciones empíricas (los fenómenos no existen sin cuerpos materiales que los realicen o padezcan). Para el materialismo mecanicista la ciencia es el descubrimiento de las leyes (mecanismos) que rigen el mundo objetivo (material) independientemente del sujeto.

Leyes mecanicistas que rigen la materia en movimiento

El método científico debe ser tal que conduzca al conocimiento de estas leyes. Para el mecanicismo materialista no hay a prioris en el conocimiento científico.

1870- El materialismo mecanicista comienza a recibir las primeras críticas, principalmente a causa de los desarrollos de la psicología y la fisiología, como el trabajo de Helmholtz (1863) sobre los sentidos.

Helmholtz plantea la necesidad e tener en cuenta la percepción del sujeto (aprehensión del conocimiento a través de los sentidos) es incompatible con el materialismo mecanicista.

El materialismo mecanicista fue dando paso en Alemania al neokantismo, desarrollado principalmente por Helmholtz, Herman Cohen y la escuela de Manburgo y revisada posteriormente por Enrst Cassirer.

Cohen elaboró una epistemología neokantiana fundada en Kant, las matemáticas y la lógica. Cohen supuso que la ciencia era la posibilidad de descubrir estructuras del mundo externo que son similares a las estructuras sensoriales, que no son estructuras del mundo externo que son similares a las estructuras sensoriales, que no son estructuras de las cosas en sí sino de los fenómenos. Cohen recupera la idea platónica de dos mundos y hay que descubrir la estructura oculta. Las leyes científicas deben describir esta estructura, y por tanto el conocimiento científico es absoluto, no relativo.

1900.- El neokantismo era la filosofía dominante de la comunidad científica alemana. Otra escuela que también surgió en contra del materialismo mecanicista fue al filosofía de la ciencia que surge con Ernst Mach, pero su influencia fue muy limitada (Göttinga, Berlín y los institutos del Káiser Guillermo) Mach mantuvo inicialmente la postura neokantiana, sostiene que, cada ciencia tiene, un elemento a priori de carácter formal respecto a sus principios fundamentales. Más tarde varió su postura y descartó cualquier principio a apriorístico en el conocimiento científico. La ciencia es una reflexión conceptual de los hechos y sus elementos nos son conocidos por las sensaciones. El neokantismo de Mach dio lugar a una suerte de positivismo donde no hay lugar para el conocimiento a priori. Mach rechaza de plano las teorías de espacio y tiempo absolutos (rechazo que influenciará a Einstein). Los enunciados científicos deben ser verificados empíricamente. Mach intentó reducir todo enunciado científico a un enunciado de relación de sensaciones, sin que tuviese mucho éxito, entre otras cosas, las formalizaciones o abreviaturas de las sensaciones no pueden dar cuenta de los contenidos matemáticos de las teorías. Las reelaboraciones de la filosofía de Mach (Clifford 1885, Pearson 1892 y Hert 1894) tuvieron que admitir la existencia de un elemento apriorístico. Una posición parecida fue la de Poincaré (1902).

Siglo XX.- Las tres posturas en filosofía de la ciencia vigentes son neokantismo, materialismo mecanicista y neopositivismo de Mach, siendo el neokantismo la más aceptada. La filosofía se vinculaba a la escuela científica a la que se pertenecía. La física teórica, se independiza al tiempo de las ciencias físicas. Einstein publica en 1905 su teoría especial de la relatividad y la teoría de los cuanta se pone poco después en desarrollo. Ambas teorías físicas eran incompatibles con las filosofías de las ciencias expuestas y su aceptación suponía el abandono de estas posturas. Las escuelas mecanicista y neokantiana rechazaron la teoría de la relatividad y la de los quanta. El apoyo lo recibieron de las escuelas que simpatizaban con el positivismo de Mach (Gottingen y Berlín) pero la adopción de la nueva física suponía el abandono del positivismo estricto de Mach.

La aceptación de la nueva física supuso una crisis filosófica. Uno de los intentos de adaptar las visiones filosóficas tradicionales a la nueva física fue la adaptación del neopositivismo de Mach.

Esta adaptación fue abordada por la escuela de Berlín, bajo la influencia de Hans Reichenbach (escuela de Reichenbach) y otro que se le llamo Círculo de Viena bajo la influencia de Moritz Schlick. Ambos grupos coinciden en aceptar el principio de verificabilidad de Mach como criterio de significación de los conceptos teóricos, pero hallaron necesaria la reintroducción de las matemáticas que E. Mach había rechazado. La formulación de Poincaré según la cuál las leyes científicas habían de ser consideradas como convenciones se abrió la vía. Poincaré aceptó que el «objeto de las teorías científicas estaba en la realidad fenoménica.» (E. Mach) pero añadió que esta regularidad la permiten los términos de términos teóricos. Tales términos teóricos no son más que convenciones para referirse a los fenómenos. Cualquiera de los usos que se hagan de estos términos puede ser definido también en lenguaje fenoménico. Las definiciones de los términos teóricos deben ser matemáticas, «métricas» en terminología de Hempel (por ejemplo el término teórico masa).

Las leyes de una teoría se formulan en términos teóricos. Si los términos teóricos son expresables matemáticamente, también lo son las leyes. Pero como su sustitución es convencional, no se puede olvidar que no constituyen la realidad fenoménica.

Esta postura es aproximadamente la concepción heredada. Los filósofos y matemáticos de Viena y Berlín estaban interesados en los desarrollos matemáticos de Frege, Russell y Whitehead que culminan con los Principia Matemática (1910-13). Consistían en un desarrollo coherente de la lógica matemática que axiomatizaba gran parte de las matemáticas en términos de esa lógica. Esto sugirió a los miembros del C. de Viena que las leyes científicas, las definiciones de términos teóricos, debían poder expresarse también en términos lógico-matemáticos y así modificaron sus iniciales posturas pro- Mach y Poincaré. El resultado final es la versión inicial de la Concepción heredada: una teoría científica debe ser axiomatizada según la lógica matemática (cálculo de predicados de primer orden + identidad). Los términos de la axiomatización deben dividirse en tres clases:

1) términos lógicos y términos matemáticos,

2) términos teóricos

3) términos observacionales que interpretan los fenómenos.

Los axiomas de la teoría son formulaciones de leyes científicas y especifican las relaciones que mantienen los términos teóricos. Los términos teóricos son abreviaciones de las descripciones fenoménicas.

II. Reglas de correspondencia

La concepción heredada concibe las teorías como construcciones axiomáticas formuladas en una lógica matemática condicionada por:

I.- La lógica matemática, que es en la cuál está formulada la teoría de primer orden y con identidad (L)

II.- Los términos de L no lógicos o constantes se subdividen en tres clases disjuntas llamadas vocabularios. Son los vocabularios lógico (constantes lógicas y términos matemáticos), v. observacional (contiene términos observacionales V0 y el vocabulario teórico (términos teóricos). (Vl, V0 ,Vt )

III.- Los términos del vocabulario teórico se corresponden a los objetos físicos, sus características -observables-.

Se trata de una cláusula no inicial. La interpretación semántica no fue necesaria para Carnap, Whitehead o Russell (entre 1910-1913 la Concepción heredada ya se hallaba configurada). Esta cláusula fue añadida a partir de Godel (1931/1934) y Tarsky (1936).

IV.- Hay un conjunto de postulados teóricos T, cuyos únicos términos no lógicos pertenecen al vocabulario teórico. Los términos de Vt deben ser definidos explícitamente en el vocabulario observacional (V0 ) mediante Reglas de Correspondencia (C). Para cada término "F" de Vt debe haber una definición con esta forma (x)(Fx=Ox) donde "Ox" es una expresión de L que contiene símbolos solamente de V0 y posiblemente del vocabulario lógico.

COROLARIO (V): Todos los términos teóricos son cognitivamente significativos en el sentido de que cada uno de ellos satisface el criterio verificacionista de significado.

El conjunto de axiomas T es el conjunto de leyes teóricas de la teoría.

El conjunto de Reglas de correspondencia C estipula las aplicaciones permisibles (de la teoría a los fenómenos).

La teoría es la conjunción de T y C (TC).

La Concepción Heredada irá evolucionando introduciendo cambios en las cláusulas I-III y V.

Reglas de correspondencia y significación cognitiva

- Funciones de las reglas de correspondencia.

1) Definen términos teóricos.

2) Garantizan el significado cognitivo de los términos teóricos

3) Especifican los procedimientos admisibles para aplicar la teoría a los fenómenos.

Ejemplo de funcionamiento de las reglas de correspondencia:

Una regla de correspondencia define "masa" (término teórico) como el resultado de realizar medidas (M) a un objeto en determinadas circunstancias (S). M y S son los resultados observacionales. La Regla de Correspondencia especifica un procedimiento empírico para determinar masa. Se da una definición del término en función de este procedimiento y lo hace de tal modo que garantiza su significado cognitivo.

Estas tres funciones están ligadas a la misma forma de la regla de correspondencia. Se plantea el siguiente problema ¿Qué formas de la regla de correspondencia son válidas?. La introducción de nuevas formas ante nuevos métodos conllevará un cambio en las definiciones y criterios de significación cognitiva. Y esto fue lo que sucedió, al irse modificando las definiciones, los métodos y las reglas de correspondencia, también cambió el criterio de la significación cognitiva.

En resumen: Las Reglas de correspondencia dentro de la matematización de teorías de la Concepción heredada son aquel mecanismo que establece las relaciones entre los objetos reales (los que corresponden a la materia fenoménica) y los objetos teóricos. De ahí su importancia, de la correcta formulación de las Reglas de Correspondencia dependerá en última instancia que la teoría encaje con la descripción y explicación de los hechos.

Historia de las reglas de correspondencia

Inicialmente las reglas de correspondencia tenían forma de definición explícita, que estipulaban las condiciones de aplicabilidad de los términos teóricos. Los términos teóricos sólo se consideran significativos si y solo si, eran definidos de forma explícita en términos del vocabulario observacional. Y los enunciados eran cognitivamente significativos si y sólo si sus términos lógicos lo eran.

Entre 1936/37 Carnap señaló que los términos disposicionales no admiten definiciones explícitas, pero aún así son cognitivamente significativos.

Sobre la condición de la definición explícita de las RC hubo una versión que venía del campo de la física. Bridgman exigía que las reglas de correspondencia fuesen definidas operacionalmente. Esta versión que puede comprobarse, goza de gran aceptación entre los científicos (definiciones de biología por ejemplo), es para Suppe inmerecida. Los conceptos para Bridgman se definen a través de las operaciones que se realizan para medirlos. "El concepto es sinónimo de la serie de operaciones correspondientes". Esta definición (similar a la explícita) tiene tantos problemas como la cláusula de la Concepción heredada y otros añadidos. Uno de los problemas que se debatieron es que si un término puede definirse por los procedimientos, el término masa tendría tantas definiciones como maneras de medirlo. Bridgman señaló que efectivamente estas definiciones múltiples eran necesarias. Pero incluso aceptando la multiplicidad de definiciones habría que imponer alguna regla de intercambiabilidad. Sólo sería posible introduciendo un término sintético (superteórico) que los englobase a todos.

- Sobre la introducción del superconcepto: no sería cognitivamente significativo al no ser definido operacionalmente y por tanto sería un término ilegítimo.

- Sobre la introducción de otras reglas: Estas leyes de interdefinición no servirán en todos los casos y no pueden ser verificadas empíricamente ni pueden ser cognitivamente significativas.

Este es el problema que subyace en el fondo de la Concepción heredada. La teoría se identifica con TC y cualquier cambio en las reglas de correspondencia supone un cambio en TC.

La consideración de las Reglas de Correspondencia como definiciones explícitas u operaciones tropieza con dos defectos:

1) Los términos teóricos disposicionales no son explícitamente definibles si la teoría ha de axiomatizarse en un cálculo de predicados de primer orden.

2) Los procedimientos experimentales no pueden identificarse (no resulta razonable) con la definición.

Para evitar estos defectos Carnap propuso en 1936-37 considerar las reglas de correspondencia como enunciados de reducción bilateral que definan parcialmente los términos teóricos. Se evitan los fallos de la definición explícita porque pasa de ser una definición general y completa a se una condición de verificación simplemente. Una de las perspectivas con respecto a Carnal en esta cuestión es que no es más que un método para esquivar la implicación material. Según Carnap las reglas de correspondencia sólo son definiciones parciales de los términos teóricos.

La aceptación de la propuesta carnapiana llevó a cambiar la cláusula (V) en 1936 por:

- (V´) Ha de darse a cada uno de los términos del vocabulario teórico una interpretación parcial en términos del vocabulario observacional mediante enunciados de reducción.

Significó un cambio del criterio de significación cognitiva que se convirtió en:

- Todo término con significado empírico debe ser susceptible de ser introducido, sobre la base de términos de observación, mediante cadenas de enunciados de reducción verdaderos. Con los enunciados de reducción se identificaban los analíticos. Se consideró que la cláusula (V) caracterizaba los procesos históricos y se pasó a considerar que (V´) lo hacia igualmente.

El cambio de una por otra suplia los defectos anteriores pero originaba nuevos problemas. No todos los términos científicos aceptaban ser definidos mediante enunciados de reducción.

Esta crítica fue elaborada fundamentalmente por Hempel y se llegó a la conclusión de que este criterio de significación cognitiva y esta claúsula no eran razonables.

Hubo otro cambio en la claúsula V que quedó reeemplazada por:

(V) Las reglas de correspondencia constituyen un SISTema INTERPRETATIVO, que satisface las siguientes condiciones:

Condiciones de Reglas de Correspondencia como sistema interpretativo

a) El conjunto de reglas C ha de ser finito

b) C debe ser lógicamente compatible con los axiomas (postulados teóricos) de la teoría.

c) C no tiene términos lógicos que no pertenezcan a V0 o a Vt

d) Cada regla de C debe contener esencialmente o no vacuamente al menos un término observacional y otro teórico (pero no uno u otro)

e) Las reglas de C deben ser tales que TC sea cognitivamente significativa.

En esta nueva formulación de V´´ subyace la idea de que la teoría tiene varias consecuencias observables que la hacen comprobable, pero que estas consecuencias no definen ningún término teórico particular sino que más bien son las manifestaciones empíricas de entidades teóricas las que se relacionan en la forma especificada por las leyes de la teoría. Las Reglas de Correspondencia pueden concebirse como el conjunto o suma total de todos los procedimientos experimentales pero no darán definiciones completas de los términos teóricos sino que intervienen en la interpretación parcial.

Adoptar V´´ suponía separarse de las doctrinas iniciales del positivismo pero permite mantener el enunciado fundamental de que el lenguaje de la observación es la fuente de significación empírica.

La dificultad de la aceptación consistió en especificar la condición e). Se trata de la estipulación del criterio de cognición significativa con respecto a las reglas de correspondencia en TC. Los distintos intentos de interpretación llevaron al abandono de la distinción analítico/sintético por lo que se terminó omitiendo esta condición. La versión final de la Concepción heredada aceptó V´´ sin la cláusula e).

Las Reglas de Correspondencia especifican así: los procedimientos admisibles de aplicación de las teorías y en conjunción con los postulados teóricos interpretan parcialmente los términos del Vocabulario teórico especificando su contenido observacional y dichos términos no reciben ninguna otra interepretación observacional aparte de la dada por TC.

Subir al principio del documento

Valid HTML 4.01!

© 2006 filosofia.tk