Volver al inicio

Busca en Solo Apuntes con FreeFind
←  Indice • •Fia. ciencia• • Inicio→

TEMAS ACTUALES DE FILOSOFÍA

Cosmogonía{1}

Autor: Oscar Lagunes

1.-Surgimiento de la ciencia moderna. Problemas respecto a la antigua concepción del cosmos.

Los geómetras conocen la línea, el punto, la recta, etc., pero desconocen la esencia. El filósofo tiene que conocer la esencia de las cosas para fundamentar. ¿Por qué los griegos alcanzaron un conocimiento matemático tan sublime que nadie había igualado hasta el renacimiento y tener, en cambio, una física tan pobre?

La revolución científica moderna fue inaugurada por Galileo. Ésta no surgió de un día para otro. Hay toda una historia [Cf. GALILEO G., Sobre las manchas solares, Carta n. 3]. En el caso de los cuerpos físicos hay posibilidades: o los comprendemos captando su esencia íntima de estas substancias o captando ciertas características de las substancias naturales. Galileo habla de afecciones reales; Newton habla de fenómenos en cuanto son manifiestos; Kant habla de meras apariencias. Como decían los clásicos: La ciencia es un conocimiento a través de las razones [scientia est causa scire]. Kant cambió el significado de ciencia. La razón del ese cambio es una consecuencia histórica. Para éste filósofo, la metafísica es justificada en el ámbito moral que no da certezas. No se puede vivir sin metafísica. En siglo XIX hay una dilatación de las ciencias físicas. Se crea una atmósfera de oposición entre científicos y filósofos, entre ciencia y filosofía. Hay un filósofo, Augusto Comte, que presenta una interpretación de la historia basada en tres etapas: teológica, metafísica y positiva. Este último nivel es el científico, que consiste en recoger con la mayor fidelidad los fenómenos y la regularidad con la que estos aparecen. La idea del progreso sigue a la evolución de la ciencia. Kant concluye que la metafísica considerada como general o como cosmología es prácticamente imposible. Dice que es posible una metafísica, pero no como conocimiento de lo suprasensible, sino como crítica, es decir, sobre las condiciones a priori del conocimiento.

Cuando al final del siglo XIX el movimiento positivista entra en crisis, no se recupera la metafísica como conocimiento, sino que la metafísica aparece como moral espiritualista.

1.1.-La epistemología

El término epistemología se deriva del griego episteme. Después pasó al latín como scientia, pero no como se entiende la ciencia hoy en día, sino que en su significado fuerte, es decir, como saber. Parménides dice que hay que distinguir la verdad [alethéia] de la simple opinión [doxa]. La opinión se basa en los sentidos, los cuales nos permiten ver multiplicidad de seres. Los sentidos nos persuaden que hay cambios, que las cosas mutan. Los cambios son una ilusión. El ser no puede cambiar, de lo contrario deviene en no ser. Sin embargo, hay opiniones verdaderas y falsas [Platón]. Pero el problema es entre opinión y ciencia en el sentido moderno. ¿Cómo distinguir la opinión verdadera de la que es falsa? [Cf. PLATÓN, Diálogos. Menón]. Dice Sócrates que las opiniones verdaderas son como las estatuas de dédalos. Éstas son bellísimas. Tienes un gran valor pero si son amarradas en su soquet. Las opiniones son verdaderas si tienen justificación racional. Aquí se combinan las dos cosas [Cf. PLATÓN, Op. Cit., Teeteto; ARISTÓTELES, Analíticos Posteriores]. ¿En qué consiste dar las razones? Consiste en descubrir otras proposiciones más generales de las que se puedan deducir otras proposiciones de las mismas características. Para no irse al infinito de deben poner principios que sean por sí mismos verdaderos [es la intuición intelectual la que hace posible esto, no por deducción, ni por el logos, sino que es el noús [intelecto]. El intelecto es el único que puede captar las esencias. Cada ciencia tiene sus propios principios que corresponden según sea la ciencia que está estudiando.

1.2. La metafísica

Utilizar un logo semántico [terminología] en el que todos estén de acuerdo es muy importante para hacer filosofía.

El término metafísica no fue un término acuñando por Aristóteles, sino por unos de sus discípulos, Andrónico de Rodas [meta; ta; fusikav]. Hacía alusión a los doce libros que en orden cronológico fueron posteriores a los ocho libros de la física. Lo que se dice en los doce libros está en relación a dos temas: 1) ciencia del ser en cuanto ser, no dotado de extensión ni de movimiento. Estudiando al ser en cuanto ser establece los principios que cualquier ser debe tener, presuponiendo los conocimientos de otras ciencias [propter philosophia, philosophia prima]. 2) La metafísica como conocimiento del trascendente, de aquello que se sitúa más allá de lo empírico o de lo sensible. La metafísica es fundamentalmente "teología" [Cf. ARISTÓTELES, Metafísica, libro VI]. No se trata de una teología que presupone una fe religiosa [Revelación], sino, más bien, porque el término "teología" hace referencia a "Dios". Para los griegos, el término "Dios" va a significar un ser feliz, inmutable, inmortal; en general, un ser que tiene todas las perfecciones. Si el divino existe es claro que debe gozar de tales perfecciones. Por eso la metafísica tiene como características la universalidad y la trascendencia.

El inventor de la metafísica fue Platón, pero el que va a teorizó sobre ella fue Aristóteles. Sin embargo Platón fue quien afirmó que la realidad tiene dos niveles [Cf. PLATÓN, Op. Cit. Fedón]. Las verdaderas razones y causas de lo que se ve son las ideas. El mundo terrestre es una imagen, una participación. Platón deduce todas las causas a un único punto: a la trascendencia del motor inmóvil.

Este sentido de la metafísica es el que se toma en la época medieval. Dios no es objeto de la metafísica, sino que dentro de ella se abre un espacio a la trascendencia de Dios. Por lo que la metafísica no tiene la intención de decirnos quién es Dios. Por esta razón los medievales pensaron que para ello habría que utilizar la Revelación. Santo Tomás de Aquino, afirma que Dios no siendo evidente para nosotros [quoad nos], debe ser demostrado. Es por eso que la Revelación tenía fuerza. "La suma contra los gentiles" estaba hecha para los misioneros, árabes; no tenía exclusivamente datos de la Revelación, sino que partía de argumentos filosóficos mezclados con citas de la Escritura.

En el siglo XVII la Metafísica se parte en dos, especialmente con las distinciones de Christian Wolff [1679-1754]: metafísica general [Ontología] y metafísica especial [Psicología, Cosmología, y Teología natural] {2} .

En Kant encontramos la primera crítica al conocimiento metafísico. El problema principal que plantea Kant en la "Crítica de la razón pura" es éste: ¿Cuándo el conocimiento recibe el derecho de llamarse ciencia? ¿Acaso cuando este conocimiento devenga en progreso o cuando los especialistas se pongan de acuerdo? Si consideramos la metafísica bajo la segunda pregunta vemos que no existe una metafísica en ese sentido; la metafísica que en un tiempo era llamada la reina de las ciencias. Si tomamos los problemas más fundamentales, la metafísica ya no es la reina de las ciencias. Es cuando entonces parecen otras ciencias, tales como la Física y las Matemáticas. La "Crítica de la razón pura" pone el hecho de cómo se aplican los juicios sintéticos a priori, que son la condición de que sea posible la ciencia. Kant dice que la realidad es en sí misma incognoscible, sólo se nos dan los fenómenos.

2. El positivismo, el neopositivismo y sus métodos

El "logo semántico" establece el significado. En cambio, el "logo apofántico" equivale a la oración declarativa como lo son las proposiciones de la lógica.

En el siglo XX la metafísica encuentra posiciones más fuertes, el positivismo. El positivismo original del siglo XIX [de Comte, John Stuart Mill, Herber Spencer] quiere hacer una defensa de la ciencia cuando en realidad ésta no la necesitaba. Es con la instauración de la ciencia moderna que se traza el camino del progreso. El positivismo era un parásito de la ciencia, una postura meramente antimetafísica. La confianza en las ciencias matemáticas se ha perdido. Posteriormente, en 1920 surge el positivismo en Viena. También al neopositivismo se le llama positivismo lógico, porque se deriva de los grandes descubrimientos de la lógica matemática; puede aun más ser llamado empirismo lógico, porque se deriva del empirismo radical punto focal del positivismo del siglo XIX. Toda la tradición positivista es por naturaleza antimetafísica. No se puede conocer algunos postulados de la metafísica a nivel teorético como la inmortalidad del alma, la existencia de Dios, pero sí a nivel de la razón práctica, en donde entra la libertad y sus problemas. Que no sea cognoscible no significa que sea injustificable. Hay un libro titulado "La visión científica del mundo" que ilustrará aun más lo que hasta ahora se ha hablado. ¿Qué diferencia hay entre positivismo y neopositivismo? Los positivistas adoptan el método de las ciencias, adoptando el conocimiento sensible. No hay ningún uso del intelecto es un uso puramente analítico. En el caso del neopositivismo, hay que decir que la lógica no produce ninguna verdad, ningún conocimiento, más bien, es un mero esquema para pensar. Este es el sentido de la analiticidad que encontramos en Kant en sus juicios analíticos y sintéticos. Los juicios sintéticos aportan un verdadero conocimiento, pero carecen de universalidad y necesidad. Los juicios analíticos son los típicos de la lógica, en ellos se alcanza la universalidad y la necesidad. El esfuerzo de la ciencia está en combinar los dos tipos de conocimientos. El neopositivismo se inclina por los juicios analíticos, los cuales no introducen nuevos conocimientos.

Quienes dieron la interpretación empirista de Wittgenstein fueron Schlick y Carnap. Lo primero que se hace es comprobar si el discurso metafísico respeta la lógica y, en segundo lugar, se averigua si los conceptos pueden unificarse. La conclusión a la que llegan es que los conceptos no pueden unificarse. Por este motivo la postura antimetafísica del Círculo de Viena era radical. Para ellos el único discurso que alcanza un conocimiento verdadero es el discurso científico. Este principio de verificación es compatible con el conocimiento científico. De este modo, el criterio de verificación llega a una especie de autorefutación. La postura analítica concibe al lenguaje como un mundo cerrado.

2.1. Crítica de Karl Popper al neopositivismo

Karl Popper va a criticar el principio de verificación. Dice que dicho principio carece de significado, pues se refuta así mismo. No es una frase declarativa, sino que es un recurso metodológico.

Popper primeramente critica que el principio de verificación se instaura como criterio de demarcación para las ciencias. El criterio de verificación no puede servir como criterio de verificabilidad. La verificación en las ciencias no sirve porque las hipótesis no se pueden verificar. El científico se encuentra con problemas que exigen preguntas y respuestas. Si las hipótesis permiten deducir e interpretar y solucionar problemas, podemos afirmar que las hipótesis son verdaderas. De aquí que de hipótesis verdaderas sólo se puedan seguir conclusiones verdaderas. Las hipótesis científicas tienen la forma de proposiciones universales. La evidencia empírica siempre es particular, no quiere decir esto que pueda corroborar –dar fuerza– a una hipótesis, no la verifica. Se puede obtener la verdad de un silogismo a través del método de la falsación, en donde la conclusión falsa garantiza la verdad. Miles de verificaciones no bastan para garantizar la verdad de una hipótesis, pero encontrar una falsa basta para garantizar la verdad. La ciencia se presentó como una ciencia para solucionar problemas. Hume dice que la inducción no sirve para poner hipótesis. Kant dice que la causalidad tiene validez universal, fruto de la acción legislativa de la razón. La actitud del verdadero científico para cada vez que formule una hipótesis es la de estudiar cuál sería circunstancia en que dicha hipótesis resulta falsa (mentalidad crítica). Sólo la falsación es científica.

Esta visión considera a la ciencia como un conocimiento falible. Las teorías que se suscitan son incompatibles. Las nuevas teorías explican lo mismo que explicaban las antiguas teorías. Cada una de las teorías explica la naturaleza a su manera. La verdad nunca se alcanza, sólo hay verosimilitud.

2.2. Ciencia y metafísica: aparente incompatibilidad.

La metafísica tiene su sentido y su utilidad para las ciencias. Muchas veces las cosmovisiones metafísicas dan sugerencias muy útiles. La postura de Popper fueron sostenidos por muchos de sus discípulos, en espacial por Kuhn.

Hay que salvar las apariencias. Descartes rechazó la solidez de la evidencia sensible, porque los sentidos mil veces me han engañado. Bien es sabido que los sentidos en cuanto a su objeto propio no engañan, sino sólo de manera accidental por un defecto en el órgano de percepción. Surge así un problema: ¿Hay o no hay oposición entre ciencia y metafísica? La dificultad se encuentra en la mediación de la experiencia, pues constituye el inmediato que en cuanto tal no necesita ninguna justificación para ser aceptado. El positivismo afirma que el estudio positivista consiste en la descripción de los fenómenos sin justificarlos ni interpretarlos, porque "historiador es aquel que introduce hechos sin interpretarlos". Todo historiados tiene que basarse e documentación. La experiencia, para ciertos historiadores, es lo único que puede ser considerado conocimiento; para otros, en cambio, es la interpretación y la justificación.

lovgon divdonai: explicar es dar la razón de lo que se dice. La filosofía es la ciencia que surge en el mundo occidental al mismo tiempo cuando de los filósofos griegos brota la interrogante del por qué de los fenómenos y del cosmos. Esto es al mismo tiempo el acto de nacimiento de la ciencia y la filosofía. La ciencia busca explicaciones, lo que vimos con Popper: hechos que plantean problemas [por qué sucede esto]. Por ello se deben poner hipótesis que tengan una deducción lógica. Las hipótesis que utilizamos para explicar lo que aparece en la experiencia. "Causa" en el sentido [aijtiva y ajrchv] griego no tiene la misma connotación que ahora. Aijtiva y ajrchv significan principio, lo que da una razón. En sentido moderno sería dar las razones. En las ciencias naturales buscamos causas, algo cercano a la causa eficiente, algo que no es inmediato. Por eso se busca la mediación de la experiencia. El positivismo dice que no es lícito mediar con la experiencia para ir más allá, sino que todo debe quedarse en la experiencia. Popper critica el método inductivo que utilizan los empiristas, porque la enumeración de las cosas nunca pueden darnos un nivel cierto de confianza.

2.3. El error de Popper y de los neopositivistas

Popper y los neopositivistas, nunca fueron capaces de distinguir entre leyes e hipótesis. Las leyes se consiguen por inducción, por las leyes ya dejaron de ser hipótesis: Ej.: "Todos los cuerpos que se calientan se dilatan", es una ley empírica. Popper admite la mediación de la experiencia, pero las hipótesis las hipótesis son de tipo empírico. No se puede en nombre de la ciencia rechazar la mediación meta-empírica. El conocimiento necesita de dos piernas: la experiencia y el logos {3} [explicación meta-empírica].

La demostración no se da para procurarnos certezas sino para darnos razones del por qué se dan tales fenómenos. La función del logos es para explicarnos el por qué la ciencia misma necesita de mediación de la experiencia. Una simple inferencia meta-empírica no es una mediación metafísica. Toda la física cuántica postula leyes intrínsecas a los fenómenos inmediatos. El electrón es un ente teórico, es, en cierto sentido, meta-empírico. Aunque el electrón no se pueda observar, todos los atributos que lo caracterizan son empíricos; pertenecen al mismo ámbito de la experiencia, aunque no puedan ser directamente observables.

El metafísico se preocupa de hacer una mediación fiel de la experiencia. Hace sus especulaciones y afirma sin preocuparse si las consecuencias lógicas tienen base empírica.

Bibliografía

Fuente principal:

AGAZZI Evandro, Filosofía de la Naturaleza. Ciencia y Cosmología, Ed. Fondo de Cultura Económica, México 2000.

Fuentes complementarias:

BRUGGER Walter., Diccionario de Filosofía, Editorial Herder, Barcelona, 1995.

Aristóteles, Metafísica, Editorial Sudamericana, Buenos Aires 2000.

Notas

{1}Este artículo contiene la síntesis elaborada por el Lic. Oscar Nicasio Lagunes López, de un curso de tres días impartido por el Dr. Evandro Agazzi en la Universidad Pontificia de México, del 21 al 25 de julio del 2003; Cf. AGAZZI, Evandro, Filosofía de la Naturaleza. Ciencia y Cosmología, Ed. Fondo de Cultura Económica, México, 2000, 146 pp. Dr. Evandro Hagáis, Presidente de la Academia Internacional de Filosofía de las Ciencias y catedrático de la Facultad de Filosofía en la Universidad de Génova, Italia.

{2}Cf. La voz "Metafísica" en BRUGGER Walter., Diccionario de Filosofía, Editorial Herder, Barcelona, 199513, pp. 362-364.

{3}El lovgo" adopta una caracterización no sólo analítica sino también sintética. Siempre hay una referencia (el hecho) con su respectivo significado (conjunto de propiedades cuando hablamos del referente). Aunque el significado sea sacado de la presencia de un referente no se aplica siempre al mismo referente. Para los escolásticos la "supositio" es diferente a la "intentio".

Subir al principio del documento

' src="http://www.netfilia.com/contenidos/insert.html?cmf=20210&con_capa=1&contenido=468x60&web=21614&p=596924574&id=hi.3ubDtGtDVM&url='+escape(location.href)+'"' +

Página alojada en Filosofía.tk

 

Valid HTML 4.01!

© 2006 filosofia.tk